OSTRAS Y CHAMPÁN

Ostras y Champán: Una combinación perfecta para iluminar el ambiente y crear un momento mágico para dos

35,00 Por Persona

Para una noche romántica y elegante, proponemos un clásico atemporal, “Ostras y Champán”.  Una combinación refinada que aumentará vuestra energía, inspirará vuestra alma, encenderá el deseo y creará el ambiente adecuado para una noche inolvidable para dos.

Dos flautas de Veuve Clicquot Champagne y media docena de ostras Belon servidos en la habitación a la hora solicitada. 

¡Una combinación perfecta para iluminar el ambiente y crear un momento mágico para dos!

35,00 € por persona.

El servicio se puede comprar por lo menos 2 días antes.

Si lo prefiere, es posible degustarlo tambièn en nuestro Carlton Café o en el restaurante La Cupola.  En verano, en nuestra maravillosa terraza Top of the Carlton, tal vez mientras que es posible admirar el atardecer sobre el Gran Canal, justo antes que las estrellas sobre usted se iluminan.

Ostras y Champán siempre han sido considerados una combinación afrodisíaca.

El mito de los alimentos afrodisíacos se remonta a la antigüedad, especialmente en los tiempos de los griegos y romanos, los cuales creían que algunos alimentos y bebidas tenían el poder de encender y aumentar el deseo y la pasión en la pareja.

De hecho, los griegos dieron a estas bebidas y alimentos el nombre de “afrodisíacos”, en honor de Afrodita, la diosa del amor y de la belleza.

Mientras que los Antiguos se basaban en la forma y en el color, que trajeron a la mente imágenes particulares relacionadas con la fisicalidad femenina o masculina, hoy en día la ciencia apoya teorías tan antiguas con el análisis de los elementos nutricionales contenidos en estos alimentos que además de ser beneficios para el cuerpo y la mente, facilitan la digestión, son estimulante para las hormonas masculinas, ayudan a los amantes a relajarse y a estimular la fantasía sexual de la pareja.

Entre las mejores variedades europeas de ostras hay las otras Belon francés, que se distingue por la forma de la concha redonda y por el color plateado y se caracteriza por un sabor muy delicado y una carnosidad acentuada.

Veuve Clicquot Champagne no requiere ninguna introducción. Elegante y suave es excelente como aperitivo o para acompañar platos a base de pescado y mariscos.